Artes visuales, fotografía y sociedad

Trabajo que tiene su centro en cómo la fotografía cubana ha registrado y recreado visualmente la sociedad en el período comprendido entre 1994 y 2014, una investigación ya presentada al Consejo Científico y aprobada pero que ahora se encuentra en la fase de convertirse en libro para ello el autor ha trabajado con decenas de artistas en busca de las imágenes pertinentes. El texto introductorio, que ya se encuentra concluido, está basado fundamentalmente en la sociología visual y otras disciplinas coincidentes. Para esta publicación también es necesario buscar financiamiento por lo que el autor también se encuentra en la búsqueda del mismo.

Cuba: Exilio y nación

Se interesa por (re)construir las estancias de destacados intelectuales, profesionales y estudiantes revolucionarios cubanos exiliados en Estados Unidos —destino por excelencia de todas las modalidades de migraciones cubanas en la época— durante la república neocolonial y sus impactos en los procesos culturales y político-sociales de la nación (Cuba), casuísticamente, al tiempo que recupera la obra activa u otros registros biográficos de los sujetos involucrados, aun accesibles en dispersas u olvidadas colecciones, archivos o publicaciones en este país de destino.

Cultura Política

Dentro de esta amplia línea de investigación ha trabajado temas relacionados con la historia de las ideas en Cuba y América Latina, los aspectos biográficos de diferentes personalidades, con los proyectos y accionares de distintas organizaciones políticas , así como la políticas culturales de nuestro país.

Cultura popular tradicional.

Grupo de Trabajo:  Cultura Popular

Desde fines de la década del 80 del siglo pasado ha estado vinculada a la investigación de la cultura popular tradicional cubana (juegos infantiles, fiestas populares, danzas y bailes populares tradicionales, etc).Al respecto dirigió el tema de las danzas populares tradicionales cubanas de la Obra Científica Atlas Etnográfico de Cuba y se vinculó al estudio de algunos de los géneros de la literatura oral cubana (agueros, conjuros, ensalmos) también incluidos en dicho proyecto.

Culturas e identidades juveniles. Consumo cultural (prácticas de consumo y moda)

Desde su surgimiento en el año 2008 por la investigadora Liset Gutiérrez, bajo el nombre de Culturas Juveniles, la línea se enfocó en estudiar las dinámicasde la población joven desde un enfoque cultural. En este sentido, se han realizado investigaciones sobre diversas temáticas:

  1. La representación social de la fiesta de 15 años.
  2. Representación de las categorías miquis y repas.
  3. Juventud y prácticas de consumo en el vestir.

Actualmente, las investigaciones que se realizan tributan también al proyecto: Identidades de la población joven capitalina. Particularidades en grupos marginados.

Dimensiones culturales de las tecnologías digitales

La creciente inserción de las tecnologías digitales para la información y la comunicación en la sociedad está cambiando profundamente los procesos de producción de sentido. Al pasar a ser la mediación tecnológica de la comunicación una característica estructural de la contemporaneidad, el lugar de la cultura se transforma abriendo nuevos campos de acción y de negociación de sentidos para la esfera pública. Los cambios en la producción, circulación y consumo de bienes culturales, sumado al surgimiento de espacios virtuales para la socialización y la producción de subjetividades demandan la apertura de áreas de problematización dentro del campo de las investigaciones culturales, como oportunidad (y probablemente como deber) de reflexionar críticamente sobre el conjunto de las prácticas culturales asociadas a la apropiación de las tecnologías digitales

Historia de la antropología sociocultural en Cuba

En Cuba no se ha emprendido una sistematización de los estudios antropológicos. Sin embargo, hacerlo resulta imprescindible para entender el presente y los retos y perspectivas futuras. La urgencia de esta tarea se acrecienta ante cierto desconocimiento sobre la antropología sociocultural y su inadecuado reconocimiento social, relacionados con el insuficiente grado de estructuración institucional de la disciplina –reducido número de instituciones dedicadas a sus estudios, inexistencia de organizaciones que agrupen a sus especialistas, escasez de publicaciones y, sobre todo, de espacios en la educación superior– y, a la vez, con la propia ausencia de una historiografía que rescate su justo valor en el contexto de las ciencias sociales. Una historia de la disciplina llenará un vacío no solo en el campo de la historia de las ideas y de las investigaciones socioculturales en Cuba, sino que constituirá una obra de referencia para cualquier estudioso y para la docencia en las universidades.